San Pedro Apóstol Ikastetxea

Escuela Infantil

En la ESCUELA INFANTIL del colegio San Pedro Apóstol, se garantiza una educación de verdadera calidad desde el nacimiento. Nuestro centro respeta, apoya, favorece y potencia el desarrollo integral de las capacidades de cada niño/a; siendo los pequeños, los principales protagonistas de su desarrollo. Los educadores/as, guían y favorecen que el niño cree su propio itinerario para descubrir y relacionarse con el mundo que lo rodea. Es imprescindible compartir con la familia la labor educativa, completando y ampliando, así, las experiencias formativas del desarrollo.

Los cinco pilares básicos de nuestra educación infantil son: «Aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser, aprender a vivir juntos y querer hacer ». Los tutores/as reconocen a cada niño como un ser único y diferente a todos los demás y son conscientes de que su acción docente debe estar encaminada a que los niños aprendan a ser ellos mismos, y a que comprendan el mundo que los rodea.

La Educación Infantil por la que apuesta el colegio San Pedro Apóstol, tiene como principal finalidad contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños en cooperación con las familias, asentando las bases para el logro de las competencias consideradas como básicas. Es fundamental conocer el desarrollo evolutivo en el que se encuentra el niño/a para que exista coherencia entre lo que se pretenden alcanzar y los contenidos y actividades programadas.

La propuesta de actividades se fundamenta, básicamente, en la descripción del desarrollo del niño y se define en los siguientes planteamientos:

  • El desarrollo del niño es irregular.
  • La educación es la guía del desarrollo.
  • El desarrollo psíquico se forma en la actividad.
  • La comunicación emocional niño-adulto, la actividad con objetos y el juego son tres actividades principales en la primera infancia.

 

Estos fundamentos teóricos constituyen la base conceptual de nuestra propuesta educativa, en la que el niño es el eje central de todo el proceso, y en la que el docente juega un papel orientador y mediador de extraordinaria importancia.

Nuestra metodología está orientada a desarrollar las habilidades de observar, indagar, resolver problemas, formular hipótesis, poner a prueba sus ideas previas, deducir, extraer conclusiones..., para construir sus propios conocimientos. Los aspectos más destacables del planteamiento de trabajo que proponemos son:

  • Los aprendizajes dependen de los conocimientos previos.
  • El aprendizaje está centrado en el alumno.
  • Aprendizaje significativo.
  • Trabajamos desde una perspectiva globalizadora. El aprendizaje no se produce por la suma o la acumulación de conocimientos, sino estableciendo relaciones entre lo nuevo y lo ya sabido.
  • Compartimos con la familia la labor educativa, resultando necesaria la comunicación y coordinación entre docentes y padres.