San Pedro Apóstol Ikastetxea

FESTIVIDAD DE MADRE CABRINI

13 de noviembre, festividad de Madre Cabrini. Una vez más, un año más, un curso más un lema ha guiado nuestros pasos, los pasos de todos los que formamos la familia cabriniana, hacia el corazón de Madre Cabrini. “Yo contigo nos escuchamos”, ”Ni zurekin entzuten gara”, estas palabras, al igual que las “alas” de la celebración del curso pasado, “se han desplegado” por nuestro colegio, copando los espacios y llenándolos de significado. Arropados por un mantra que se ha repetido sin cesar entre las paredes del cole, “distantziak ez gaitu urrunduko”, “la distancia no nos separa”, aunque condicionados por las especiales circunstancias que nos ha tocado vivir debido a la pandemia, el colegio San Pedro Apóstol ha homenajeado a su fundadora como lleva haciendo desde hace más de cien años.

Durante las cuatro semanas que conforman el mes de noviembre, estamos dedicando un tiempo a reflexionar sobre lo que ha significado la Madre Cabrini para nosotros como educadora, como innovadora, como mujer luchadora por la igualdad, como emprendedora, como trabajadora. Hemos intentado que nuestros alumnos y alumnas sean conscientes de las diferencias y semejanzas que separan y unen los modelos sociales y vitales de hace cien años y de la actualidad. Siempre “educando en el corazón”, que no se nos olvide que esta es la filosofía que impregna nuestra labor. No hemos podido estar juntos, no desde luego tan juntos como nos habría gustado estar, pero eso no es óbice para que decaiga el entusiasmo y el cariño hacia nuestra fundadora. No han faltado los movimientos “ajedrecísticos”, aunque hayan tenido que ser virtuales.
Hoy se ha celebrado el tradicional campeonato de ajedrez, on line, pero con las mismas ganas. Y nuestros niños y niñas, chicos y chicas, se han enfrentado digitalmente en innumerables partidas hasta que solo ha quedado uno, el ganador de este año. 

Hemos degustado el delicioso chocolate, a pesar de que, en vez de hacerlo todos juntos en un ambiente festivo, lo hemos tenido que tomar en las aulas, en el mismo lugar donde se han llevado a cabo todas las actividades programadas, juegos, canciones, debates, reflexiones,…

 

Ha sido la primera vez que no se ha podido celebrar la Eucaristía en la capilla del colegio, pero volverán tiempos mejores, sin duda. Y volveremos nosotros también a celebrar la festividad de nuestra fundadora como esta se merece.  13 de noviembre, festividad de Madre Cabrini. Vamos a aprovechar esta efemérides tan especial para pedirle que nos ayude a superar estos momentos difíciles. Hurrengo urtera arte, Santa Cabrini. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *