San Pedro Apóstol Ikastetxea

FESTIVIDAD DE MADRE CABRINI

Un curso más el colegio San Pedro Apóstol le ha dedicado con ilusión unas jornadas de trabajo y un día de fiesta a nuestra fundadora, la Madre Cabrini. Junto con el lema “Elkartasuna sortuz argia gara”,  la comunidad educativa del centro se ha convertido en luz y ha iluminado la figura y los pasos de Madre Cabrini a lo largo de su historia y de nuestra historia. 

Aunque la situación ha mejorado notablemente, nos hemos visto todavía mediatizados por la pandemia que ha condicionado muchas de las actividades que hemos hecho y que nos habría gustado hacer. Pero todo se lleva mejor si se está en familia, y en familia estábamos. 

El barco en el que la fundadora se desplazaba por las peligrosas aguas del Atlántico se ha convertido en leitmotiv para nuestros niños y niñas que han plasmado en papel proas, popas, mástiles y velas, con cariño y gran acierto en muchos casos. 

Las mesas del cole, transformadas en tableros de ajedrez, han sido puntos de atracción para jugadores y espectadores a distancia, en el ya tradicional campeonato de ajedrez, XakeSpa, que se viene celebrando estos últimos años. ¡Pena de esas gloriosas partidas en el Campo de Volantín que no han podido tener lugar tampoco esta vez! Esperemos que el año próximo sea más benévolo y podamos volver a esa normalidad total que tanto deseamos. Instagram ha sido un buen sustituto, pero no es lo mismo, ¡qué duda cabe!

Juegos, acertijos, adivinanzas, canciones, .. han impregnado de alegría y diversión las aulas, la biblioteca, los pasillos, el patio. Los concienzudos trabajos sobre la vida y obra de la fundadora de los alumnos y alumnas mayores del cole también han formado parte de estas jornadas. Lemas, CSIs, murales, dibujos, collages,… han llenado de significado y de color las paredes del colegio. 

El chocolate rico, rico ha manchado nuestros labios, la música ha movido nuestros cuerpos, la alegría y el compartir han llenado nuestras mentes. Un día de celebración, en el que, de nuevo, ha jugado un papel principal la Eucaristía, a la que hemos podido asistir todos gracias a la conexión online, uniendo en una pantalla digital las imágenes virtuales de una oración compartida. 

La fiesta se está acabando, poco a poco se apagan los ecos de las palabras, las risas, los sonidos, las luces. ¡Hasta el año que viene! Eskerrik asko, denoi.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *